Damos impulso a sus metas

Solidaridad, integridad y respeto nos caracterizan.

Asociaciones Solidaristas

Las Asociaciones Solidaristas son entidades de duración indefinida, con personalidad jurídica propia y sus fines no son lucrativos. Pueden efectuar operaciones de ahorro, crédito e inversión y sus acciones buscan el bien común de los empleados afiliados.

Reseña histórica del Solidarismo en Costa Rica

movimiento solidaristaEl Solidarismo costarricense se fundó en 1947, su creador fue el Lic. Alberto Martén Chavarría, economista, abogado y Ministro de Gobierno en 1949. El Solidarismo o movimiento solidarista se realiza en el seno de las empresas, mediante una asociación de trabajadores, orientada a buscar su mejoramiento económico y social. Su instrumento es la armonía y el diálogo, no la lucha de clases.

De 1947 a 1972, se fundaron en Costa Rica 30 asociaciones Solidaristas, a partir de 1972, la Escuela Juan XXIII, dirigida por el sacerdote Lic. Claudio María Solano, decidió impulsar ese movimiento y fundó centenares de asociaciones en todo el país.

En 1978, la Escuela Social Juan XXIII llevó el movimiento solidarista a la zona atlántica y a las fincas bananeras. Actualmente, existen en esta zona varias asociaciones solidaristas, que han desplazado por voluntad de los trabajadores, a los sindicatos comunistas, que habían imperado en esta región durante varias décadas.

Las asociaciones solidaristas se rigen por la ley de Asociaciones Solidaristas No. 6970 del 28 de noviembre de 1984, cuya primera redacción presento la ESCUELA SOCIAL JUAN XXIII a la Asamblea Legislativa y acogió el entonces diputado Aguilar Facio (Gaceta No. 135 del 20-7-79.) En los años anteriores, las asociaciones solidaristas se regían por las normas generales del derecho costarricense, en el campo laboral. Sin embargo, a partir de esta fecha, poseen un marco legal específico y la protección del Estado, sin perder por ello su autonomía.